La peor semana de Macri… y de los argentinos

Macri

Otra vez al borde del abismo… En la semana el dólar perforó la barrera de los 40 pesos, el peso argentino quedó por debajo del valor del uruguayo, 300 mil personas marcharon bajo la lluvia del jueves para reclamar contra los recortes en educación universitaria y las centrales obreras pusieron fecha para un paro general, todo en la peor semana del Gobierno de Mauricio Macri.

En la mañana de miércoles 29, Mauricio Macri quiso llevar tranquilidad a los mercados y grabó un video de un minuto y medio anunciado a las 8.30 de la mañana un nuevo acuerdo complementario con el FMI en busca de más dólares. Esperaba que la apertura de las operaciones financieras tomara la medida como un síntoma de tranquilidad. Al contrario, el dólar se disparó de 31,90 a 34 pesos y el Banco Central tuvo que vender otros 300 millones de dólares para contener la imparable subida. Fue una ganancia neta para los grandes especuladores que hicieron diferencia: compraron a primera hora a 31,90 y vendieron al cierre de la jornada a 34 pesos. Tampoco alcanzó la suba de otros 15 puntos en la tasa de interés que ya alcanza el 60 por ciento, sin que el dólar haya morigerado su escalada. El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, anunció su viaje urgente a Washington, al regazo del FMI  y de algunos inversores de peso, para reclamar más moneda verde. Partirá el lunes por lo que se especula que durante la próxima semana no habrá cambios de gabinete, algo que la oposición parlamentaria peronista reclama con urgencia.

Marcos Peña, jefe de Gabinete y mano derecha de Mauricio Macri desde que ganó la alcaldía de Buenos Aires en 2007, es señalado como responsable de los errores del Gobierno. “Es mi cerebro y mano ejecutora”, reconoció Macri cuando asumió la presidencia en 2015. Nadie cree que vaya a abandonar la Casa Rosada. Pero los tiburones del peronismo ya afilan sus dientes. El ex presidente Eduardo Duhalde admite que el gobierno “está para el sepelio” y el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, Alberto Fernández, reclamó cambios urgentes en las políticas y los nombres del Gobierno. Fernández es un reconocido articulador entre todas las tendencias internas del peronismo. El jueves mientras la marcha universitaria partía del Congreso hacia Plaza de Mayo, él circulaba a contramano y se abría paso rumbo a las oficinas de la bancada peronista en el Parlamento. Reunión de caciques peronistas en el Senado para ponerle un ultimátum al elenco gobernante.

El peso ya se devaluó un 45 por ciento solamente en lo que va del año y el miércoles fue el diario La Nación quien reconoció: “Por primera vez en la historia el peso argentino vale menos que el uruguayo”, con un título catástrofe. Con ese termómetro simple, la ironía dio lugar al miedo y la corrida cambiaria se trasladó a los productos de primera necesidad. Según la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), las principales empresas productoras de alimentos de primera necesidad, artículos de limpieza, bebidas y comestibles, decidieron no reponer sus productos en las góndolas “hasta no saber a que precios cotizarlos por las fluctuaciones del dólar”, según informó Fernando Aguirre, vocero de ambas cámaras patronales.

“Los únicos ganadores en esta situación son los sectores financieros”, sentenció el economista Aldo Pignanelli ex director del Banco Central y actual referente del peronismo renovador. “Y la situación ya no se sostiene porque ni siquiera el FMI cree en las promesas del Gobierno y su equipo económico”, sentenció.

Por si fuera poco, los gremios y centros de estudiantes de las 57 universidades nacionales se movilizaron en la lluviosa tarde del jueves 30 a Plaza de Mayo y a las principales plazas de las capitales provinciales. Solamente en la Capital se movilizaron 300 mil personas bajo la lluvia y entonando cánticos contra Macri y “en defensa de la educación pública, gratuita, laica e inclusiva”. El martes, Macri se reunió con los rectores de algunas de esas universidades en la Casa Rosada para comunicarles los recortes que sufrirán las obras de infraestructura en sus universidades planeadas para 2018-2019. Un día antes, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, acusó una alianza “kirchnerotrotskysta” de entorpecer las negociaciones salariales. El gobierno les ofrece un 15 por ciento de aumento aunque reconoce que habrá inflación superior al 30 por ciento acumulada hasta fin de año. Las dos centrales obreras CTA (Autónoma y Nacional) y la CGT convocaron a un paro nacional para el 25 de setiembre, aunque los conflictos gremiales crecen día a día y eso podría adelantar la medida, sostienen en la CTA Nacional.

En medio de la marcha universitaria un hombre mayor reconoció al cronista de BRECHA. “Ustedes tuvieron al payaso de Batlle (Jorge) pero nosotros no somos menos y lo tenemos a Macri”, espetó sin demora. La lluvia golpeaba a la multitud, el dólar ya había cerrado apenas debajo de los 39 pesos y la sensación de una película ya proyectada se instalaba definitiva en el país a la espera de un final incierto.

(Tomado de http://www.brecha.com.uy)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s