ONU urge a Bolivia cambios en el sistema carcelario

Las cárceles son una bomba de tiempo tambien en Bolivia.

El órgano de las Naciones Unidas para la prevención de la tortura urgió a Bolivia a hacer de la entidad que monitorea los lugares de detención un ente completamente independiente, efectivo y de acuerdo con las obligaciones internacionales del país.

El pedido se realizó al final de la segunda visita a Bolivia por el Subcomité para la Prevención de la Tortura (SPT), cuando la delegación presentó sus observaciones preliminares a las autoridades bolivianas.  

Durante su estadía de 9 días en Bolivia, el SPT visitó 23 lugares de privación de la libertad a lo largo del país. Entre otros, el SPT visitó estaciones de policía, centros penitenciarios, centros para adolescentes en conflicto con la ley, celdas judiciales, como así también un hospital psiquiátrico. Los miembros de la delegación llevaron a cabo entrevistas privadas e individuales con funcionarios del sistema penitenciario y de la policía, personal médico y personas privadas de la libertad.

La delegación se reunió con oficiales de gobierno, incluyendo el Tribunal Constitucional, autoridades indígenas, representantes de la sociedad civil y agencias de la ONU. El SPT se reunió y condujo visitas conjuntas con el Servicio para la Prevención de la Tortura (SEPRET), el ente designado por Bolivia para realizar el monitoreo de los lugares de detención en el país.

“Aunque reconocemos el trabajo del SEPRET, estamos preocupados porque su independencia se encuentra comprometida debido a su subordinación (establecida por ley) bajo al Ministerio de Justicia. La independencia funcional y administrativa de los Mecanismos Nacionales de Prevención (MNPs) es la disposición fundamental del OPCAT* y es el elemento de salvaguarda que determina su real efectividad,” dijo Emilio Ginés Santidrián, quien ecabezó la delegación. Durante su visita, la delegación del SPT también dio seguimiento a sus recomendaciones del 2010. La detención preventiva en el país aún representa el 70% de la población carcelaria y tiene un impacto directo en el hacinamiento.
“Reconocemos que se han hecho cambios en las estructuras políticas, institucionales y sociales del país. Sin embargo, se necesita hacer mucho más para traducir esos cambios a una realidad y fortalecer la prevención de la tortura”, dijo el Sr. Ginés. Tras la visita, el SPT presentará un informe confidencial al Gobierno de Bolivia, incluyendo sus observaciones y recomendaciones en relación a la prevención de la tortura y los malos tratos de personas privadas de la libertad. Así como con todos los Estados, el SPT alienta a Bolivia a realizar ambos informes públicos.
La delegación del SPT estuvo compuesta por Emilio Ginés Santidrián, María Dolores Gómez, Marija Definis-Gojanovic y Victor Zaharia.

(Fuente Prensa ONU)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s