Renuncias masivas en el Departamento de Estado de Donald Trump

trump110No ocurría desde 1789 cuando apenas se crearon los primeros tres Departamentos de Estado, del gobierno norteamericano. Se repitió este miércoles 25, casi 228 años despues y Donald Trump fue el artífice de tamaña estampida.

Los miembros de mayor jerarquía del Departamento de Estado norteamericano acaban de renunciar en pleno. Todo el personal directivo dimitió el miércoles, “como parte de un éxodo en masa de altos funcionarios del servicio exterior que no quieren quedarse en la era Trump”, afirma el Washington Post.

El Departamento de Estado depende del presidente y es el responsable de las relaciones internacionales, equivalente a los Ministerios de Asuntos Exteriores y al Ministerio del Interior de otros países

En este cuadro, “la tarea del secretario de Estado Rex Tillerson de liderar el Departamento de Estado se acaba de volver mucho más difícil”, opina el Washington Post.  Es que los renunciantes no parecen personal muy fácil de reemplazar.  “La especialización de los funcionarios del  Departamento de Estado en las área de seguridad, gestión, posiciones administrativas y consulares son muy difíciles de encontrar en el sector privado”, explicó al matutino David Wade, jefe de departamento de Estado en el segundo gobierno de Obama.

En el momento de la renuncia, Rex Tillerson estaba en la sede del Departamento de Estado definiendo quién sería su número 2.  Aparentemente, la balanza se inclinaba hacia Patrick Kennedy, que ocupaba ese puesto desde hacía nueve años

Pero, “de repente, Kennedy y tres de sus más altos funcionarios presentaron la renuncia: la subsecretaria de Estado para la Administración, Joyce Anne Barr, la subsecretaria de Estado para Asuntos Consulares Michele Bond y el embajador Gentry O. Smith, director de la Oficina de Misiones Exteriores.  Todos son funcionarios de carrera del servicio exterior, que han servido tanto bajo administraciones republicanas como demócratas.

Las renuncias tienen el antecedente de las de la semana pasada, cuando dimitieron el secretario de Estado Adjunto de Seguridad Diplomática, Gregory Starr, y las directora de la Oficina de Operaciones de Ultramar, Lydia Muniz. “Eso equivale a una limpieza casi completa de todos los altos funcionarios que se ocupan de la gestión del Departamento de Estado, sus oficinas en el exterior y  su personal”.

(Fuente: Clarin, La Nación y Página 12)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s