El deterioro del empleo / Decrecimiento

deterioroEl mercado de trabajo asalariado es un ámbito clave del sistema capitalista ya que en él los propietarios de los recursos productivos y financieros movilizan la fuerza de trabajo. Es decir, la población en edad de trabajar ofrece su única mercancía disponible: la mano de obra. A pesar de que para denominar este ámbito se emplee de forma corriente el concepto “mercado”, que hace referencia a un intercambio entre partes que se suelen considerar libres e iguales, el mercado laboral en realidad hace referencia a una relación social central de un modelo de sociedad marcado por la desigualdad, la explotación y el dominio de las empresas y entidades financieras, como consecuencia de poseer la propiedad privada de los recursos financieros y productivos, son las que deciden y controlan el número de empleos asalariados que necesitan, dejando desempleados a todos aquellos trabajadores que no les hagan falta a las empresas.
Por tanto, el trabajo está sometido a los vaivenes de las necesidades de acumulación y crecimiento: los períodos de plena ocupación se encadenan con etapas de fuerte paro, y cambian substancialmente los tipos de relaciones laborales.
En el Informe TAIFA No3 se expuso cómo el mundo del trabajo en la etapa de crecimiento económico precedente a la crisis actual había experimentado un giro neoliberal que adecuó las relaciones laborales a las necesidades de la “acumulación flexible”. Los tiempos de trabajo y el volumen de las plantillas se ajustaron cada vez más a las variaciones de la producción. Se estimuló el empleo mediante políticas de activación dentro del marco del ‘workfare’, pero orientando las formas de trabajo hacia el empleo temporal, formas irregulares de trabajo (“autónomos”), trabajadores sin contrato, trabajo a tiempo parcial, etc. Lo que, condujo a un incremento de la precariedad, y al retroceso en los salarios reales de los trabajadores. En el estado español, el resultado fueron unas tasas de empleo al alza (la tasa de ocupación se elevó del 41% al 54% entre 1997 y 2007) pero con una creciente precariedad, (entre el 50-60% de toda la mano de obra empleada trabajaba en precario).
Y toda esta visión tan negativa del panorama laboral futuro, solo nos muestra el prologo de que muy próximamente pueda suceder. Y es que el verdadero enemigo del empleo es el crecimiento porque gracias a él aparece la posibilidad para las grandes corporaciones de poder sustituir a los trabajadores por robots, mediante la aplicación de fuertes inversiones a partir de los recursos obtenidos en el crecimiento del PIB. Y esto, sino se reduce drásticamente la jornada laboral y el consumismo-productivismo, pronto nos traerá un desempleo de dimensiones inverosímiles. Es algo que podremos ver, como ejemplo, en el caso de China, que ya es el país mas desarrollado del mundo (desde el punto de vista capitalista) porque ya es el que tiene las empresas más automatizadas, mayor crecimiento del PIB, y mayor paro y precariedad en todo el mundo.
Mirando a China podemos ver como será, en muy pocos lustros, el capitalismo global de todo el planeta Tierra, si no es que antes no ha saltado todo por lo aires en una crisis final. Puede que al capitalismo no le hunda “una lucha final”, como dice la letra del himno de la Internacional, sino más bien una crisis final. O sea, una muerte natural por atracón.
Y pasemos a ver este caso de china a partir de una noticia muy indicativa, una entrevista que le hizo EFE a un alto directivo de la empresa iPhone:
“La fabricante del iPhone quiere sustituir a un millón de empleados por robots.[…] El plan se desarrolla en tres fases y el objetivo final es la automatización completa, dijo Day Chia-peng, director general del comité de desarrollo de tecnología de automatización de Foxconn, según informa este jueves la agencia taiwanesa CNA.
La primera fase consiste en crear puestos de trabajo automatizados para las tareas peligrosas o que los empleados no quieren o no les interesa realizar […] la segunda fase automatiza líneas de ensamblaje completas y la tercera robotiza completamente la fábrica.[…]
Foxconn planea fábricas totalmente automatizadas en Chengdu, suroeste de China, para la producción de tabletas, y en Chongqing, también en el suroeste de China, para producir ordenadores todo en uno. El grupo Foxconn ya cuenta con más de 40.000 robots industriales “Foxbot” en sus fábricas y planea añadir unos 10.000 robots más anuales.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s