Milani insiste que compró su mansión con plata de un represor amigo

Milani sigue cada vez más comprometido con la dictadura
Milani sigue comprometido por enriquecimiento ilícito

El ex jefe del Ejército César Milani aseguró al juez federal Daniel Rafecas que un amigo militar le prestó 200.000 dólares para comprar una casa en el exclusivo barrio La Horqueta, y que se los entregó en un “bolso chiquito” durante un brindis que se llevó a cabo en el Edificio Libertador.

La declaración de Milani se produjo en el marco de la causa en la que se lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito, porque no podría demostrar cómo consiguió la suma de 1.500.000 de pesos con la que compró la casa de más de 1.000 metros cuadrados en el partido de San Isidro, en 2010.

El militar le aseguró al magistrado que su amigo Eduardo Barreiro, le entregó dinero en diciembre de 2009 y que la entrega fue presenciada por al menos seis camaradas, según informaron a Télam fuentes judiciales.

Barreiro, quien cumple prisión domiciliaria en el marco de una causa por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar, declaró este martes ante al juez y dijo que el dinero lo obtuvo por la venta de un local en el 2006. “Barreiro dijo que vendió un local de ocho metros cuadrados que compartía con su hermano en la Galería Belgrano en 120.000 dólares, por lo que le corresponderían 60.000”, contó una fuente judicial quien agregó que, además, no tenía ni un solo dólar en su declaración jurada ante la AFIP.

Milani declaró en los Tribunales federales de Comodoro Py por más de tres horas, respondió preguntas del juez y del fiscal jorge Di Lello, sugirió medidas de prueba, aportó documentos y aseguró que su único error fue no haber documentado el préstamo de su amigo de la manera correspondiente.

Terminada la indagatoria, Milani, visiblemente nervioso, enfrentó a los medios de prensa, a los que repitió los argumentos que acababa de presentar a Rafecas para tratar de probar que no se había enriquecido en forma ilícita.

Pero también tuvo expresiones de alto contenido político, como cuando dijo: “Acá muchos actuaron en mi contra porque yo vine a hablar de un proyecto nacional en el que sigo creyendo y porque puse al Ejército en pie”, se jactó, al tiempo que apuntó contra sectores de la ex secretaría de inteligencia” de querer perjudicarlo y al CEO del grupo Clarín, Héctor Magnetto, a quien caracterizó de “amigo de (Jorge) Videla”.

“Nunca maté, nunca secuestré, nunca torturé, tengo clara mi conciencia, el CELS se equivocó”, sostuvo el militar sospechado al referirse a las acusaciones que recaen sobre su actuación durante los años de la última dictadura y se desvinculó por completo de la desaparición del soldado Alberto Ledo, en Tucumán, en 1977.

Durante su declaración, el ex jefe del Ejercito aseguró que en los últimos 20 años mantuvo un nivel de vida superior al esperado para alguien con su inivel de ingresos y que eso se debió a las propiedades que tiene su familia en córdoba, algunas de las cuales fueron alquiladas informalmente a amigos.

El militar sostuvo que el préstamo que le hizo su amigo “de 40 años” quedó plasmado en un documento “mutuo” suscripto en junio de 2010 ante una escribana, pero que no lo incorporó en su declaración jurada porque hasta 2010 completó ese tipo de documentos sin asistencia de un contador.

“Tanto Barreiro el martes, como Milani el miércoles, fueron contestes en reafirmar su versión, en punto a la efectiva existencia del préstamo de dinero que Barreiro dijo haberle efectuado a fines de 2009 a Milani, por 200.000 dólares, por medio de un contrato de mutuo”, informaron desde el juzgado de Rafecas.

La cancelación de ese documento se habría producido en noviembre de 2010, al cederle Milani a Barreiro la propiedad de su departamento en la calle Moldes, en un acto que también se habría realizado ante una escribana, según declararon ambos imputados ante la justicia.

El ex titular del Ejército criticó el peritaje contable realizado por la Corte Suprema que sostuvo que él no podía justificar su nivel de vida ni la adquisición de la lujosa casa de La Horqueta y les reprochó que no hubieran incluido el préstamo de Barreiro.

En sus conclusiones, los peritos habían remarcado que el mutuo al cual ambos imputados hicieron referencia “no reúne los requisitos mínimos de fecha cierta, ni autenticación de los firmantes”, ademas de que ninguno de los dos declaró la operación en sus declaraciones juradas de 2010 y 2011.

En este expediente, Milani es investigado como autor de la maniobra de enriquecimiento ilícito mientras que Barreiro está imputado como participe necesario y la situación procesal de ambos se definiría en los próximos diez días, según adelantaron fuentes judiciales.

Milani, además, es investigado en Tucumán por la desaparición del soldado Agapito Ledo, hecho por el cual ya fue citado a prestar declaración indagatoria; y en La Rioja se lo vincula con el secuestro de un padre y su hijo durante la última dictadura militar.

El ex jefe del Ejército arribó a los tribunales federales de Retiro junto a su abogada, Mariana Barbitta, y al salir de la indagatoria, pasadas las 14, dialogó con los medios y aseguró que siempre fue “un general honesto, transparente y leal con su subordinados y con el pueblo”.

(Fuente: agencia Telam / Link: http://www.telam.com.ar/notas/201610/168351-milani-comodoro-py-indagatoria-enriquecimiento-ilicito.html)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s