La Federación Agraria presentó su proyecto de ley de semillas

FAA semillas
Los dirigentes de la FAA durante la conferencia de prensa de esta tarde (Foto: FAA)

La Federación Agraria Argentina (FAA) presentó  el proyecto de Ley de Semillas elaborado por la entidad, dos días antes que lo haga el Ministerio de Agroindustria de la Nación, y los puntos principales radican en el uso propio gratuito de la semilla por parte de los pequeños y medianos productores, la invalidación de la posición dominante, abusiva o monopólica de las partes de la cadena de producción y el fortalecimiento de las estructuras nacionales que intervienen en el control y regulación de la comercialización.
“Nos pareció necesario que la Federación Agraria haga propuestas concretas, como dejar a la Argentina dentro del UPOV 78 (Convenio Internacional para la Protección de la Obtención de la Semilla), declara invalida cualquier posición abusiva o contrato entre privados que puede hacer que una empresa ejerza una posición monopólica y abuso de posición dominante frente a los productores”, dijo Omar Príncipe, presidente de la entidad agropecuaria, durante un encuentro con la prensa.
Otros puntos centrales del anteproyecto pasan por buscar poner claridad sobre “cuál va a ser el rol del Instituto Nacional de la Semilla (Inase)”, así como la necesidad de mejorar las estructuras institucionales que tiene la Comisión Nacional de Semillas (Conase) y el Consejo Federal de Semillas y “que mantengamos el derecho del uso propio de los productores, en especial de los pequeños”.
Príncipe indicó que “este es un proyecto integral para esta situación tan particular que vive la Argentina en el tema de semillas y es un trabajo que no solo recopila la experiencia de nuestro país sino también junta principios legislativos internacionales”, al mismo tiempo que consideró la iniciativa como “una reacción con lo que ha pasado, en la cual los productores hemos sido víctimas de una acción monopólica”.

“Venimos de un largo proceso de resistencia ante abusos de posición dominante por parte de una empresa, que intentó avanzar sobre los derechos de los productores poniendo en riesgo la comercialización de granos. Hemos denunciado ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia esta situación, que aún no se ha resuelto. En este contexto, se abrió la discusión sobre la necesidad de una nueva ley de semillas. Hoy presentamos esta propuesta propia, para aportar al debate y plantear claramente cuáles son los principios que necesitamos los agricultores, más allá de saber que existe una iniciativa del Poder Ejecutivo, a la que aún no pudimos acceder y que hay otras con estado parlamentario, prontas para ser discutidas en la Comisión de Agricultura del Congreso de la Nación”, señaló Príncipe, quien estuvo acompañado por el Vicepresidente Agustín Pizzichini, el coordinador de la Comisión de Semillas Dr. Jorge Solmi y el especialista en la materia Dr. Aldo Casella.

Durante la conferencia de prensa, se hizo hincapié en los principios que FAA ha incorporado en su proyecto de ley y que considera deben ser reflejados en cualquier nueva iniciativa vinculada al tema semillas:

Declarar de orden público las disposiciones de la Ley relativas a derechos y limitaciones, así como el régimen de licencias obligatorias y de cláusulas antimonopólicas;

Mantener UPOV 78’ (Convenio  Internacional de la Unión Para la Protección de las Obtenciones Vegetales);

Establecer el principio de agotamiento de los derechos de propiedad intelectual con la compra de la semilla;

Determinar un marco especifico para los agricultores familiares e incorporar definiciones de semillas nativas y criollas;

Mantener el uso propio como derecho del agricultor con una excepción para los grandes productores;

Declarar la invalidez de condiciones abusivas en la compra de semillas;

Incorporar un sistema de licencias obligatorias para prevenir los casos de abuso;

Mejorar y fortalecer las estructuras institucionales del Instituto Nacional de Semillas (INASE), de la Comisión Nacional de Semillas (CONASE) y del Consejo Federal de Semillas;

Adaptar la Ley al nuevo marco normativo internacional con la ratificación de Argentina del Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y el Protocolo de Nagoya accesorio del Convenio sobre la Diversidad Biológica;

Adoptar terminología acorde a los marcos regulatorios internacionales;

Determinar el régimen de sanciones civiles y comerciales, claras para casos concretos y sin asimilaciones a tipos penales; limitando el rol del INASE y prohibiendo cláusulas contractuales anticompetitivas.

(Fuente: Federación Agraria Argentina y Telam)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s