Milani compró su mansión con plata que le prestó un represor amigo

Milani sigue cada vez más comprometido con la dictadura
Milani sigue cada vez más comprometido con la dictadura

El general César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani posee un frente judicial con dos ramificaciones: una por su actuación durante la represión durante la dictadura y otra por el modo en que aumentó su patrimonio en tiempos democráticos.

El juez federal Daniel Rafecas tiene abierto en su juzgado un expediente por enriquecimiento ilícito de quien fuera el hombre fuerte del Ejército durante casi dos años del segundo mandato presidencial de Cristina Fernández. Rafecas, junto al fiscal Jorge Di Lello, investiga si el modo en que Milani adquirió bienes se condice con sus ingresos como integrante del Ejército argentino. Antes de ser el Jefe del Estado Mayor había encabezado el área de Inteligencia. La causa judicial comenzó en 2013 cuando Milani estaba en su apogeo. Allí se analiza el modo en que creció su patrimonio personal.

Desde que se inició la investigación hasta ahora hubo dos informes sobre la evolución patrimonial de Milani. En la actualidad se está realizando un estudio integral de los bienes del ex Jefe del Ejército a cargo del Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El primer estudio fue hecho por la Sección Análisis Patrimonial y Lavado de Activos de la División Económica Financiera de la Prefectura Naval Argentina por orden de Rafecas. El segundo fue realizado a pedido de Di Lello por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) que depende de la Procuradora Alejandra Gils Carbó.

Según pudo confirmar Infobae en fuentes judiciales, ambos coinciden en señalar que Milani tiene inconvenientes a la hora de justificar la compra de una casa de 1150 metros cuadrados en San Isidro que pagó 1.500.000 de pesos en efectivo. En las operaciones que realizó Milani para incrementar su patrimonio-analizadas en ambos informes- se han detectado algunas inconsistencias. Pero la adquisición de la casa en la calle O´Higgins al 3600 en el barrio de La Horqueta en San Isidro, provincia de Buenos Aires, producida en junio de 2010, reviste cuestionamientos importantes.

Milani pagó 1.500.000 de pesos por la propiedad –cuyo valor de mercado era superior- en junio de 2010. Pero recién vendió su departamento de la calle Moldes en Belgrano (donde vivía antes de mudarse a su nueva casa) en noviembre de ese año. En diciembre de 2009 había conseguido 200.000 dólares (766.000 pesos al cambio de aquella época) prestados a través de un “Contrato de Mutuo” que firmó con Eduardo Enrique Barreiro, compañero de armas del ex Jefe del Ejército. Barreiro dio por saldada la deuda que Milani había contraído con él cuando se quedó con el departamento de la calle Moldes que había sido del general.

Barreiro tiene la misma edad que Milani, aunque egresó como subteniente un año después que el ex Jefe del Estado Mayor, fue tomado prisionero durante la Guerra de Malvinas y figura en la lista de Veteranos que confeccionó el Ministerio de Defensa. Se retiró del Ejército en 1992 como capitán.

En la actualidad, Barreiro está detenido con prisión domiciliaria por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar. Barreiro, que revistaba en el arma de Comunicaciones, fue acusado el año pasado por los fiscales Marcelo Molina, Hernán Schapiro y Juan Martín Nogueira de haber participado en un operativo que terminó con dos personas asesinadas. En el requerimiento de elevación a juicio al que accedió Infobae, los fiscales señalaron que “Los hechos de esta causa consisten en un operativo realizado en la calle 148 entre 27 y 28 del Barrio Unión Villa España de la localidad de Berazategui, el 6 de septiembre de 1977, en horas de la mañana, realizado por un grupo de personas pertenecientes al Batallón de Comunicaciones de Comando 601. … en dicho operativo participaron Néstor Falcón, Carlos Alberto Bazán, Eduardo Arturo Laciar, Silvestre Santiago Badías, Daniel Leonardo Lucero, Francisco Ángel Fleba y Eduardo Enrique Barreiro quienes, en representación de la fuerza antedicha, produjeron la muerte de María Nicasia Rodríguez y Arturo Alejandrino Jaimez, participaron del secuestro de su hija Marcela Patricia Quiroga, de doce años, quien fue luego mantenida privada ilegalmente de su libertad y sujeta a tormentos en distintos Centros Clandestinos de Detención, como asimismo sustrajeron, retuvieron y ocultaron a los dos hijos menores de María Nicasia, Sergio Quiroga, de diez años de edad y Marina Angélica Fernández, de un año y medio”.

(Fuente: Infobae / Link: http://www.infobae.com/politica/2016/07/29/el-general-milani-complicado-por-la-compra-de-una-casa-en-san-isidro/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s