Lo que dejó el día mundial contra la megaminería

La lucha de los pueblo chubutenses es todo un símbolo nacional (Foto: www.noalamina.org)
La lucha de los pueblo chubutenses es todo un símbolo nacional (Foto: http://www.noalamina.org)

El 22 de Julio es considerado el Día Internacional de Acción Contra la Minería a Cielo Abierto y las diferentes asambleas de los pueblos afectados por este sistema de extracción convocaron a participar de una concentración en Plaza de Mayo a las 14 con el fin de visibilizar los conflictos que acarrea la minería a cielo abierto.

En todo el mundo hay pueblos organizados que se oponen a la megaminería y llevan adelante acciones para garantizar la vida y los derechos humanos frente a esta industria que extrae todo sin dejar nada, que produce enfermedad para actuales y nuevas generaciones, y genera desempleo aun cuando sus defensores dicen que es una fuente de trabajo para muchos hace con el aire y la tierra.

Como si de un planeta descartable se tratara, la Mega-minería o minería a cielo abierto viene a poner en jaque los recursos naturales del planeta que habitamos, dejándonos un pasivo ambiental de gran magnitud, que ni las generaciones futuras podrán salvar. La historia del desarrollo de esta actividad en nuestro país nos muestra que este tipo de mega-emprendimientos solo beneficia a un puñado de personas, dueños e inversores de los mismos, y para los ciudadanos argentinos, no sólo no nos trae el trabajo prometido, sino que deja a nuestros pueblos enfermos y a los recursos naturales destruidos.

En Chubut, las asambleas nucleadas en la Unión de Asambleas Ciudadanas, -en cinco ciudades de la provincia- sus integrantes realizaron panfleteadas, distribuyeron cartillas informativas y leyeron en público y entregaron documentos en Legislatura y Casa de Gobierno. A pesar de las bajas temperaturas o la lluvia, redoblaron el rechazo social a la actividad y demandaron el tratamiento y aprobación del proyecto de ley que el pueblo de Chubut implusó por Iniciativa Popular para prohibir la minería de metales y radiaoctivos en todas sus formas y etapas.
Para comprender hasta qué punto afectan los derechos de los habitantes, es importante saber cómo funciona esta actividad: en las últimas décadas se ha producido un drástico cambio en las prácticas mineras debido a la pronunciada disminución de los minerales metalíferos tras su intensiva explotación durante el siglo pasado. El hombre ha agotado la roca de “alto porcentaje de ley”, es decir, aquella que tenía una elevada cantidad de metal y, en la actualidad, al hallarse el metal mucho más diseminado en ella, se lleva a cabo una práctica notablemente más nociva como lo es la explotación de toda una montaña para reducirla a escombros. Los restos obtenidos son triturados y amontonados para luego sufrir un proceso llamado lixiviado bajo el cual son rociados con productos químicos para poder finalmente extraerle los metales. La duración del proceso de lixiviado variará dependiendo de la ley del mineral, y la cantidad de roca molida. En cuanto a los productos químicos que se utilizan, dependerá de los metales que se deseen extraer.

Por ejemplo, para el caso de la obtención de oro, el cianuro de sodio es uno de los compuestos que constituye la mezcla química que se echará sobre la roca. Esta última será finalmente tratada con carbón o cal para obtener el metal deseado y al cabo de todo este proceso, tanto la roca triturada con residuos de cianuro y metales pesados, como los químicos esparcidos que quedan luego de extraer los metales, son sencillamente abandonados en el lugar y a cielo abierto. En algunos casos, llevan a cabo un proceso para reducir el grado de toxicidad pero los métodos utilizados son insuficientes.

En otros casos, como sucedió con el yacimiento Bajo La Alumbrera, quedó demostrada la contaminación del agua de un canal de desagüe, a través del derrame del concentrado mineral sin previo tratamiento de descontaminación. Todo el proceso en general implica un enorme consumo de agua y electricidad. Una mina a cielo abierto puede llegar a utilizar hasta 70 millones de litros de agua diarios y la empresa a ubicarse entre los principales consumidores de electricidad del país. Trabajándose con toneladas y toneladas de roca diaria, es inevitable que no se genere una gran contaminación.

En el caso de las minas que utilizan cianuro de sodio, es excesiva la cantidad de kilogramos de este veneno que se libera e impacta directamente sobre el ambiente. El cianuro puede ser absorbido por las plantas, por la piel de los animales afectando su sistema digestivo, e inhalado. También puede afectar los sistemas acuáticos, aún en bajas concentraciones. Además existe una variedad de metales y no metales (plomo, arsénico, uranio, etc.) que se hallan retenidos en la roca, y que luego de todo el proceso quedan integrados en mezcla química residual.

DOCUMENTO ENTREGADO POR LAS ASAMBLEAS EN LA CASA DE GOBIERNO DE CHUBUT Y EN LA LEGISLATURA PROVINCIAL

En el Día Mundial Contra la Megaminería, viernes 22 de julio de 2016, desde la Unión de Asamblea Ciudadanas de Trelew (UAC-TW) nos pronunciamos por el tratamiento y aprobación de la Iniciativa popular que prohíbe la megaminería metalífera y de radiactivos en la provincia de Chubut.

El 22 de Julio reúne en todo el mundo a las sociedades decididas a preservar su presente y su futuro de la devastación que la megaminería Este día simboliza la expresión de decenas de miles de personas que en desacuerdo al sistema de explotación de los insumos con los que se construye el capitalismo actual en todo el planeta, concentran sus esfuerzos para comunicar a gobernantes y empresarios, ciudadanos activistas y ciudadanos aun no informados, las inconmensurables consecuencias de confundir bienes naturales comunes a las sociedades con recursos naturales no renovables poseídos por los poderosos del mundo.

Es considerado el Día Internacional de Acción Contra la Minería a Cielo Abierto pues todo el planeta es el escenario donde los desmanejos ambientales y sociales son el telón de fondo donde la propiedad privada, amparada por la fuerza de armas o leyes corruptas imponen la lógica de la maximización de ganancias, tercerización de pasivos, abusos y prebendas y finalmente impunidad ante toda la gama de excesos que esta industria despliega.

Este Día Mundial de lucha procura ampliar la información de los efectos de este modo de construir la modernidad donde el “tener para ser” se ha construido de la mano de un marcado olvido de las consecuencias de un falso modo de desarrollo, confundiendo industrialización con progreso y desarrollo, promoviendo un desbocado avance tecnológico y busca de confort sin evaluar los riesgos que conllevan las prácticas extractivas de insumos.

Cada 22 de Julio las sociedades a través de sus grupos de resistencia alzamos aún más nuestra voz para hacerles llegar a quienes toman las decisiones que nos conciernen a tod@s, que el deterioro es cada vez más visible, que las comunidades afectadas por este megaextractivismo – sufren continuos avasallamientos que serán exportados en cada nuevo emprendimiento que, asegurando prosperidad a comunidades empobrecidas, las hunden en la desesperanza, el exilio y la falta de salidas genuinas y viables.

La lucha mundial contra la megaminería ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, apuntalada por la cada vez mayor evidencia de los daños ambientales y sociales que vienen en cada elemento usado para la instalación de las plantas, en cada decreto que avala su ocupación territorial, cada mano levantada aceptando promesas que no serán cumplidas, en cada consultora contratada para ocultar con encuestas espurias la expresión de la voluntad popular y en cada sobre escondido que aceitará los mecanismos políticos que continúen avalando estas prácticas. Los movimientos populares contra las actividades extractivas destructivas están en marcha.

Tal es el caso reciente de Jachal donde quedó claramente desenmascarada la insostenibilidad de la mentira del “desarrollo sustentable minero” impulsado por los llamados gobiernos progresistas. Barrick, histórica empresa instalada en San Juan, ha contaminado río y arroyos, causando la reacción multitudinaria de la población. Otro hecho significativo es la progresiva sequía del Lago Colhue Huapi en el sur de la provincia, región donde se están evidenciando los impactos de la intensiva explotación petrolera. De ese modo, las/os /vecinas/os de Sarmiento se han autoconvocado, alarmado por la escasez de agua, un bien común vital que no será solventado ni por todo el petróleo de la región.

Desde las Asambleas autoconvocadas que batallamos incansablemente contra esta forma del mal uso de nuestros bienes sociales, suelos y subsuelos, aires, aguas, personas, animales y vegetaciones a lo largo y ancho de este hermoso mundo que dejaremos a quienes nos sucedan, declaramos que jamás bajaremos los brazos, que cada voz que sea apagada con cualquier forma de violencia dará nacimiento a nuevas manifestaciones para oponernos a que nuestras/os vecinas/os y sus territorios sean entregados para satisfacer el apetito de intereses ajenos a la calidad de la vida que deseamos para el presente y el futuro.

En nuestra provincia reivindicamos las marchas que en forma continua desde hace 4 años recuerdan a vecinos y gobernantes, industriales y agricultores que el derecho a la vida se construye con el respeto a los disensos, la valoración de las alternativas, la promoción de las ideas superadoras, el rechazo a las formas que impliquen abusos de cualquier tipo.

Llamamos la atención de nuestros gobernantes para que encabecen, con el rol que la sociedad les ha concedido en su período de gobierno, la marcha hacia un futuro de mejores condiciones, donde el consumo no sea la forma conducente a la realización, donde la igualdad sea un objetivo a realizar y no una línea en los discursos. Los convocamos a interesarse por nuevas formas de desarrollo genuino que propendan a consolidar sociedades informadas de las causas y las consecuencias de sus actos y que podamos entre todos, empezando nosotros los adultos, a planificar un mundo que de genuina cabida a las generaciones por venir.

El Agua y la Vida se defienden; No se venden.

Unión de Asambleas Ciudadanas, Trelew, Chubut, 22 de Julio de 2016

 

(Tomado de http://www.noalamina.org y Nueva Sociedad)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s