Macri quiere evitar una pueblada y retoca los aumentos de impuestos

Los tres ministros bajo la mirada socarrona de Arturo Jauretche, desde la izquierda...
Los tres ministros bajo la mirada socarrona de Arturo Jauretche, desde la izquierda…

El Gobierno dio un nuevo volantazo tarifario. De cara al revés judicial en todo el país, las movilizaciones populares y antes de que la Corte Suprema tome el tema, anunció un tope del 400 por ciento en la boleta de gas retroactivo al 1 de abril para usuarios residenciales y del 500 por ciento para comercios, hoteles y pymes, mientras que las industrias más grandes seguirán pagando el aumento pleno, sin cambios. Eso implica que ninguna factura de gas para los usuarios domiciliarios tendrá un importe que supere en más de cinco veces el precio del año pasado. Por ejemplo, una factura del tercer bimestre de 2015 de 200 pesos puede llegar a subir como máximo hasta 1000 pesos en igual período de este año, independientemente del nivel de consumo. El Gobierno se presentará hoy ante la Corte para buscar la suspensión de los fallos judiciales que frenaron el tarifazo del gas. Los funcionarios aclararon que no habrá cambios respecto al incremento en agua y electricidad y que la audiencia pública para analizar el aumento del gas se convocará recién para octubre (ver aparte). Se comunicó también la inclusión de barrios humildes en la tarifa social.

El desencadenante de una nueva marcha atrás parcial en la cuestión tarifaria fue el fallo del jueves pasado de la Sala II de la Cámara Federal de La Plata, que suspendió el incremento de la factura de gas a nivel nacional. Fue el último eslabón de una cadena de amparos en distintas provincias y localidades. Además, el tema está próximo a ser evaluado por la Corte, aunque tendría definición después de la feria. En la calle, está convocado un cacerolazo en protesta contra los tarifazos para el jueves a las 20 horas. En ese contexto y después de más de tres meses de quejas de usuarios y de asociaciones de consumidores y presentaciones judiciales, el Gobierno debió poner nuevos topes que vienen a corregir los límites con los cuales ya había intentado remendar el tarifazo original.

En una conferencia de prensa en Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Energía, Juan José Aranguren y el de Justicia, Germán Garavano, trataron de explicar los desmedidos aumentos en los impuestos para los servicios públicos. Pese a todo, el empresario-ministro Aranguren sigue sin renunciar.

(Fuente: Página 12, Clarín y agencia Telam)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s