Reñida votación en el referendum británico por la permanencia en la UE

La participación estaba estimada entre 60 y 80 por ciento de los 46,5 millones de electores que se registraron en 382 áreas, según datos de la comisión electoral, pero las condiciones meteorológicas pueden incidir sobre esas cifras.
La pregunta, que debe responderse por “sí” o por “no”, es: “¿Debería Reino Unido seguir siendo miembro de la Unión Europea o debería salir de la Unión Europea?”

Los centros de votación estarán abiertos hasta las 22:00 horas (18:00 hora argentina) y los primeros resultados se esperan para las primeras horas del viernes, sobre las 07:00 horas (3:00 hora argentina). La jornada transcurre bajo lluvias torrenciales y varias alertas de inundaciones que emitieron hoy las autoridades británicas, sobre todo en el sur de Inglaterra, condiciones que pueden afectar la concurrencia en un comicio que las encuestas dan como de reñido resultado. La paridad entre ambas posiciones se mantuvo hasta el último instante. En la última encuesta de opinión conocida, de Opinium, los que estaban a favor de la salida de Reino Unido de la UE, el Brexit, sumaban el 45 por ciento, mientras que los que estaban a favor de seguir en el bloque europeo eran el 44 por ciento.

Pese a que hay un 9 por ciento de indecisos, las casas de apuestas (que suelen acertar en sus pronósticos) aseguran que la opción de quedarse vencerá en la consulta. De una encuesta online realizada el martes a más de 5.000 personas se desprendía además que un tercio de los votantes todavía no habían tomado su decisión final. El primer ministro conservador, David Cameron, que prometió en 2013 realizar el referéndum presionado por un ala de su propio partido conservador y el creciente euroescepticismo entre los votantes británicos, votó ya, sin casi hacer declaraciones.

“Buenos días” fue lo único que se le escuchó al político conservador, que acudió a votar junto con su esposa Samantha cerca del número 10 de Downing Street, la residencia del primer ministro en el centro de Londres, según informó la agencia de noticias DPA. El jefe del Gobierno y líder del Partido Conservador y su esposa esbozaron una media sonrisa a la prensa congregada a la salida del colegio, en un día de lluvias torrenciales en Londres y el sureste de Inglaterra. Cameron ni siquiera quiso comentar el mal tiempo y las fuertes lluvias que dominan el sudeste del país y plagaron de paraguas los centros de votación. No es para menos: si es derrotado en este referéndum bien puede suceder que tenga que renunciar a su cargo en no mucho tiempo. Cameron llevó adelante la campaña por la permanencia en la UE, con el eslogan “El Reino Unido, más fuerte en Europa”, y advirtió a los británicos de que el Brexit (salida del bloque comunitario) puede hundir la economía británica y traer inestabilidad.

En su último mensaje al electorado, Cameron, cuyo futuro depende de la decisión de los británicos, alertó ayer acerca de que el Reino Unido corre el riesgo de “aislarse” si vota por salir de la UE, e insistió en que el país “es más fuerte y está mejor” dentro del bloque común, según despacho de EFE. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, se manifestó optimista sobre el resultado de la votación y dijo estar “muy confiado” en que su país seguirá permaneciendo en el bloque. “Es un muy bien día”, afirmó”, y agregó para apuntalar su buen ánimo que “las apuestas suelen acertar”. Corbyn, aunque por motivos opuestos a los de los conservadores, fue tibio frente al Brexit hasta el asesinato de la diputada laborista Jo Cox la semana pasada, a manos de un ultranacionalista. En ese momento volcó todo su peso a la campaña por permanecer en la UE.

Pero el líder del partido antieuropeo UKIP, el eurodiputado Nigel Farage, dijo que el Brexit tiene “una fuerte posibilidad” de salir. “Realmente creo que tenemos una fuerte posibilidad, lo creo de verdad”, dijo delante de su vivienda en el condado de Kent en declaraciones a medios británicos. Farage, uno de los impulsores de la salida del bloque europeo, ha sido criticado por haber alentado su causa creando miedos con el tema de la inmigración y los extranjeros. Tras el asesinato de Cox la semana pasada, las posiciones xenófobas se vieron muy erosionadas.

Cameron, que aboga por la permanencia en la UE, convocó en febrero pasado la consulta tras negociar con Bruselas una serie de reformas por las que Reino Unido conseguía “un estatus especial” dentro del bloque. De triunfar, el Brexit probablemente sumiría a la Unión Europea en una de las más profundas crisis de su historia. Numerosos políticos europeos, así como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, han alertado de las consecuencias de abandonar el bloque. También el Fondo Monetario Internacional y otras instituciones se han pronunciado en contra de esa marcha por las turbulencias económicas que podría generar. Los economistas y expertos en finanzas estiman que la cotización de la libra esterlina podría registrar una dramática caída. Los políticos de la UE, por su parte, temen que un Brexit aliente los deseos de retirada de la Unión de otras naciones, creando así más problemas a la UE.

Gran parte del debate se centró en la economía y la inmigración, particularmente en las últimas semanas antes del referéndum.

(Fuente: agencia Telam)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s