Multitudinario reclamo de las universidades contra el ajuste

 

(Foto: Infobae)
(Foto: Infobae)

Docentes y no docentes universitarios de todas las tendencias políticas e ideológicas, desde el trotskismo al kirchnerismo, pasando por los radicales de Franja Morada, reclamaron en la calle con una multitudinaria marcha contra el recorte presupuestario. Sólo bajo la efímera gestión del ministro Ricardo López Murphy en 2001, se puedo generar una unidad tan amplia. López Murphy fue socio de Macri en los comicios de 2003.

Los universitarios vienen de hacer, esta semana, paros y jornadas de protesta con clases públicas que sacaron a todo el mundo académico a la calle. Así, la marcha se hizo ver, sobre todo, por su masividad. Pero mirada de cerca, lo que llamaba la atención fue su integración, porque detrás de los profesores se encolumnaron –en un número que los multiplicaba– los alumnos de las facultades y muchos chicos que están cursando los últimos años del colegio secundario, que adhirieron al pedido de aumento salarial para sus profesores.

La convocatoria incluyó varios puntos de reclamo. En el tope estuvo el tema del presupuesto. Los fondos para el funcionamiento de las universidades fueron aprobados el año pasado, y con la devaluación y la inflación quedaron totalmente desfasados.

Bajo la pancarta de su casa de estudios (“Contra el ajuste defendemos la universidad pública”), el arquitecto José Rubén Dagna dio a Página/12 un botón de muestra: “El edificio de la Facultad de Arquitectura está en obra. El presupuesto ya se acabó, pero la obra está por la mitad”. Agregó que por esa facultad de la UBA pasan diariamente 30 mil alumnos en tres turnos. “Tenemos cada vez más estudiantes porque absorbemos una parte del CBC. Es decir que necesitamos más aulas y espacios para trabajar. Pero con el presupuesto actual se está recortando todo, hasta los gastos de limpieza”.

El aumento de los servicios de electricidad y de gas es el problema más extendido y claro, común al conjunto. Otro ejemplo: la Universidad de La Matanza recibió en febrero un aumento del 600 por ciento y tuvo que pagar 700 mil pesos de luz. Por esto, en el documento consensuado que los gremios y federaciones de estudiantes leyeron como cierre de la jornada reclamaron “un aumento del presupuesto universitario que contemple el incremento de las tarifas” pero agregaron que además debe garantizar “la continuidad de toda la actividad educativa”.

(Fuente: diario Página 12)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s