Marcha en Comororo Rivadavia por la actividad petrolera

petrolerasEl desempleo o el extractivismo son hoy dos caras de una misma moneda con el gobierno macrista. La movilización sindical de hoy con el reclamo de fondo de la puesta en marcha de más actividad petrolera demuestra que los grandes grupos económicos tienen mas que nunca la sartén por el mango. Tiempos difíciles de reflexión, decisión y acciones.

La crisis mundial del crudo, la interna política de Chubut y la parálisis de la obra pública como consecuencia, entre otras cosas, del caso Lázaro Báez, configuraron un escenario de conflicto que disparó señales de alarma entre las grandes petroleras del país. La brusca caída de la actividad de perforación de la cuenca del Golfo San Jorge, principal pulmón petrolífero de la Argentina, provocó una ola de reclamos en Comodoro Rivadavia que se condensará hoy en un paro y movilización que promete ser la más grande de la historia de la región. Los organizadores esperan una marcha multisectorial de más de 50 mil personas con concentración en la intersección de la Ruta 3 y 26, en la entrada a Comodoro Rivadavia.

La convocatoria, apuntalada por casi una decena de gremios (petrolero, docente, bancario, municipales, camioneros, UOCRA, UOM y transporte), cuenta con un denominador común: que las operadoras petroleras pongan en actividad los equipos torre parados desde fines del año pasado. Ayer se acordó en Buenos Aires un paso importante en esa dirección: Pan American Energy (PAE) e YPF, los dos mayores jugadores de la cuenca, se comprometieron a reactivar seis y un taladro de perforación, respectivamente, en las próximas horas. Tecpetrol, del grupo Techint, no comunicó su posición. A pesar de ese gesto, Jorge ‘Loma’ Ávila, titular del sindicato petrolero de Chubut, confirmó que no levantará el paro. “Ya no hay tiempo de parar la medida y además queremos ver si efectivamente las empresas cumplen con lo pactado hoy”, explicó el sindicalista en diálogo con El Inversor Online. “En total, son más de 1500 puestos de trabajo directos de operadoras petroleras los que están en riesgo”, agregó.

La masiva marcha de hoy en Comodoro tiene una primera capa petrolera, pero en la práctica engloba un reclamo más amplio y diverso. Esa naturaleza multi-sectorial es lo que más preocupa a las petroleras. En el ámbito político, el paro petrolero cuenta con el respaldo manifiesto del intendente Carlos Linares, cercano al kirchnerismo residual y enfrentado con el gobernador Mario Das Neves, que mantiene una postura ecléctica con el Gobierno nacional. Linares confía en capitalizar sobre su figura una multitudinaria movilización en el territorio más estratégico de Chubut. Quiere que sea su plataforma para presionar por una recuperación de la obra pública nacional y provincial en el distrito. Por la investigación sobre el empresario kirchnerista Lázaro Báez, Nación suspendió la construcción de la autopista hasta Caleta Olivia, el estadio El Centenario y la circunvalación de Comodoro Rivadavia. A su vez, Das Neves priorizó la ampliación del aeropuerto de Trelew por sobre el de esa ciudad, tal como estaba establecido en un principio. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, pasó por Chubut hace unos días para anunciar una batería de obras en Comodoro, pero el mensaje no consiguió apaciguar el reclamo.

La disputa política Das Neves-Linares es el caldo de cultivo que nutre el reclamo de la mayoría de los gremios de la región, ya no sólo de Chubut sino también del norte de Santa Cruz. El sindicato petrolero de esa provincia, que dirige Claudio Vidal, movilizará más de 8 mil trabajadores a la movilización.

Por la densidad del mapa del conflicto, las compañías petroleras temen que el escenario se complejice cada vez más en niveles inmanejables propios de una remake de la Patagonia rebelde, la histórica lucha protagonizada por los trabajadores anarcosindicalistas entre 1920 y 1921. Un dato alimenta esa lectura: el norte de Santa Cruz y Comodoro Rivadavia son distritos con una alta penetración de organizaciones de izquierda dentro del gremialismo. Y esa tendencia se expandió en los últimos años. “Es un contexto preocupante, porque además el Gobierno no está intentando contener desde la política. Es verdad que otorgó subsidios a la exportación de petróleo, pero no parece querer involucrarse políticamente en el conflicto”, analizó un alto ejecutivo petrolero, que pidió la reserva de nombre. Frente a ese escenario, el riesgo de que la situación se desmadre es cada vez más palpable.

(Tomado de http://www.elinversoronline.com  /  Link: http://elinversoronline.com/2016/05/petroleras-temen-que-la-marcha-de-hoy-se-convierta-en-el-inicio-de-una-nueva-patagonia-rebelde/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s