“La causa judicial de Las Marías fue un trabajo artesanal de los sobrevivientes” / Las entrevistas de PREGUNTAS

Entrevista con Hilda Presman por el juicio de lesa humanidad suspendido desde 2014, sobre las desapariciones de obreros en el Establecimiento yerbatero Las Marias, de la familia Navajas Artaza en Gobernador Virasoro, Corrientes.

Hilda Presman
Hilda Presman

El juicio por la desaparición y muerte de obreros y dirigentes sindicales yerbateros en Gobernador Virasoro, Corrientes, está suspendido desde fines de 2014 con apenas dos imputados militares. La familia empresaria Navajas Artaza zafó de ser imputada por desapariciones –como fue el caso Blaquier en Jujuy- y mantiene todo su poderío político y empresarial de influencias en la zona. Hilda Presman, militante de la Red Corrientes por los Derechos Humanos, en diálogo con PREGUNTAS revela la soledad de quienes siguen a merced del señor feudal en esa región luchan por justicia sin apoyos suficientes ni durante los años K, ni ahora. El miedo es un factor clave.

-¿En que consiste la denuncia por desaparición de personas en el establecimiento  Las Marias allí en Corrientes?

-Las Marías es un Establecimiento agroindustrial, principalmente yerbatero perteneciente al grupo empresarial Las Marías, de la familia Navajas Artaza, localizado en la localidad de Gobernador Virasoro, al norte de Corrientes, muy cerca de Misiones. Una de sus marcas más conocidas es “Taragüi”. Este establecimiento, a diferencia de otros de la zona, se caracteriza por integrar todo el ciclo productivo, garantizando tanto la materia prima, con el trabajo en el campo,  como los procesos industriales necesarios, es decir el secado, la molienda, empaquetado, comercialización y demás. Lo que lo coloca en una posición de liderazgo en el mercado yerbatero argentino.

Esta empresa y este grupo familiar tuvieron siempre un fuerte lazo con la comunidad de Gobernador Virasoro, de la cual eran “benefactores” lo que implicaba una relación patriarcal con sus trabajadores. Explotación laboral extrema, precarización, y un  sometimiento a esas condiciones de trabajo eran la norma. Este “orden natural” se vio alterando entre 1973 y 1974 con la conformación de dos sindicatos en la planta yerbatera. Según la información recabada con protagonistas de la época,  la seccional Virasoro de la Federación Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (FATRE) se crea en el año 1974, un tiempo después que empezara a funcionar el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA). El Secretario general del STIA, Marcelo Acuña, y el Tesorero, Pablo Franco fueron presos en abril de 1976 y estuvieron detenidos en la sede de gendarmería. El secretario general fue Ramón Aguirre, detenido en abril de 1976, quien pasó por los Centros Clandestinos de Detención de Corrientes y Chaco;  estuvo preso en la Unidad Penal  7 del Chaco y la Unidad Penal 9 de La Plata y se exilió en  Bruselas, Bélgica.

El secretario adjunto de Fatre,  Neri Pérez, fue detenido y luego desaparecido, en Virasoro el 2 de junio 1977 y se presume que murió en un Centro Clandestino de Misiones. Delegados y activistas sindicales represaliados, presos, secuestrados o desaparecidos  fueron varios.  Fuerzas militares irrumpieron el 29 de junio de 1977 en la estancia María Aleida, del ex teniente Torres Queirel. Esa era una plantación satélite del grupo Navajas, y se supone que Marcelo Peralta fue muerto al momento de ser capturado. Otro caso es Juan Manuel Gómez, secuestrado, y trasladado a centros de detención de Misiones, junto con Carlos Arturo Escobar, Epifanio Monzón y Jacinto Bernal.

hilda presman2El asesor legal del Sindicato, el abogado Moisés Belsky  fue detenido en el Chaco en febrero de 1977, preso en el Ex Regimiento 9, en la Unidad Penal 7 del Chaco, Unidad Penal 9 de  La Plata y otros destinos. Otros trabajadores como  Hipólito Mendieta, Pedro Celestino,  Julio Gervasoni, Benjamin Areco, Luis Alvez, Ramón Peralta y Ramón Falcón,  sufrieron persecución y represalias por estar vinculados a los sindicatos. Todo hace suponer que la represión en la zona estuvo vinculada a la actividad gremial de estos compañeros. Todos los detenidos y o desaparecidos de Virasoro tenían actividad sindical. Los gremios de esa zona de Corrientes sufrieron la misma represión que las de Misiones con el sindicato de trabajadores rurales , movimientos campesinos. Todo hace pensar además que estaba dirigido desde Misiones donde detuvieron a  Monzon, llevaron a Juan Gómez, a Escobar, a Bernal y presumiblemente a Pérez. No hay un solo preso o perseguido que no haya estado vinculado al establecimiento Las Marías. Los dirigentes sindicales represaliados trabajaban diariamente con el objetivo de ir alcanzar reivindicaciones laborales básicas, tales como salarios dignos, vivienda, salud, educación para los hijos.

-¿Cómo fue la represión en la zona?

-La represión tuvo claramente definidos dos tiempos. El primero, de detenciones “legales” al inicio de la dictadura, cuando apresan a Marcelo Acuña, Pablo Franco y Ramón Aguirre y los acusan de  cohecho y malversación de caudales públicos en el sindicato. La instrucción de la causa fue efectuada por el propio Capitán Juan Carlos Sacco, interventor militar en Virasoro, que además fue quien comunicó, en la planta del Establecimiento, que quedaban prohibidas las actividades sindicales. Los tres gremialistas quedaron detenidos a disposición de la justicia militar, y trasladados a la Comisaría de Santo Tome. Luego al Destacamento de Gendarmería en Paso de los Libres. En 1977, Ramón Aguirre es trasladado a CCD de Corrientes y Chaco y luego a las Unidades penales  federales de Resistencia y la Plata. Tambien Héctor Sena y Carlos Escobar. En el año 1977, entre febrero y julio,  se producen el resto de las caídas vinculadas a Virasoro. En esta ola de secuestros las víctimas fueron todos trabajadores vinculados a Las Marías, casi todos ellos con participación gremial.

La complicidad empresarial queda más que clara en casos, como el secuestro de Neri Pérez. Pérez trabajaba de lunes a viernes en el establecimiento yerbatero, donde pernoctaba, y regresaba a su casa en los días de franco, los fines de semana. De manera excepcional, el jueves 2 de junio de 1977, la empresa le concedió el día libre y  fue esa noche cuando un grupo de militares que estaban asentados en un vivac, en campos de Las Marias, irrumpieron en su domicilio, lo capturaron y lo metieron en un auto. Fue visto luego en “La Casita de Mártires” un CCD de Posadas.

Todos los secuestros de esta segunda tanda se enmarcaron en el despliegue de un operativo militar denominado “Consolidación”. Dicho operativo se desarrolló específicamente en Virasoro, formalmente a partir de junio de 1977, de manera simultánea al despliegue del “Operativo Toba III”, por orden del Comando de la Brigada III,  a cargo del Coronel Llamil Reston. En tal contexto, se habría instalado en el territorio un vivac del ejército, es decir, una suerte de campamento militar.

-¿Por qué hay tan poco movimiento en la causa?

-La historia de los  trabajadores rurales represaliados en la localidad de Virasoro, para nosotros es  un caso paradigmático respecto a la complicidad empresarial y a los mecanismos de impunidad que se han generado para disimularla. Los hechos represivos vinculados al Establecimiento Las Marías, están situados en una zona ajena al país central, con protagonistas extremadamente vulnerables y cuyas condiciones de explotación laboral naturalizadas durante largo tiempo, no se constituyeron en un eje relevante en la agenda de reclamos por violaciones a los Derechos Humanos durante los primeros años de la etapa posterior a la dictadura. Los empresarios a quienes acusamos de instigación en estos crímenes de lesa humanidad son personajes de la vida política y económica del país que  siguen interactuando fuertemente sin solución de continuidad entre dictadura y democracia, con entremezclamiento de intereses con factores de poder de plena vigencia.-

Las víctimas directas de la represión, que viven en Virasoro, no tienen recursos ni condiciones para afrontar  estrategias judiciales de querella, no tienen abogados particulares, sus principales referentes, han fallecido como Marcelo Acuña que murió en 2009 o viven fuera del país como Ramón Aguirre exiliado en Belgica, pero que también falleció en mayo pasado.

Las entrevistas de PREGUNTAS
Las Entrevistas de PREGUNTAS

Las investigaciones y la recolección de testimonios fueron el  resultado del esfuerzo casi artesanal de familiares de víctimas, sobrevivientes, y militantes de organizaciones de derechos humanos de alcance local, con la sola excepción de equipos de trabajo del Servicio de Paz y Justicia coordinado por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que preparó un informe denominado “Proceso de la Yerba en Virasoro”.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación recién se interesa y  incorpora como querellante a fines del año 2010- 2011, cuando ya estaban prácticamente cerrados todos los caminos judiciales para responsabilizar a la empresa por su complicidad en estas acciones terroristas de estado.

-¿Cuándo se inició esta causa de Las Marías?

-Esta causa se inicia en el año 2006 a partir de la denuncia de Jorge Catalino Pérez  ante la fiscalía federal de la capital de Corrientes por la desaparición de su padre, Neri Pérez.

Para entender esta trama de sumisiones y relaciones patriarcales, esta denuncia recién se hace cuando se jubila la mujer de Pérez, Ramona Grisel Sánchez,  a quien Adolfo Navajas Artaza, de manera “magnánima y paternalista” le da trabajo a  modo de ayuda, cuando es secuestrado Neri Perez.  Del juzgado Federal de Corrientes, por razones de jurisdicción, pasa al juzgado Federal de Paso de los Libres. Esta denuncia también fue  presentada  ante la Justicia federal de Posadas, por el nexo de operatividad que se sabía había con la represión en Misiones pero  luego de varios meses se asienta definitivamente en el juzgado federal de Paso de los Libres. El juez natural de la causa era Juan Oliva, pero se inhibe por razones de parentesco lejano con el empresario yerbatero. A partir de ahí, y en etapa de instrucción, pasa por más de quince conjueces hasta que el abogado  Tomás Chalup del foro de Paso de los Libres, en el año 2008  le dio curso,  iniciando las acciones legales por privación ilegitima de la libertad, torturas y desaparición forzada de personas a los militares involucrados en la causa pero previo sobreseimiento del empresario Adolfo Navajas Artaza, presidente del Grupo Las Marías, propietario del establecimiento yerbatero, que había sido imputado por el Fiscal Benito Pont. Sin indagatoria alguna, sin apelación del fiscal de la Cámara de Apelaciones de Corrientes, el presidente del Tribunal Oral Federal  Victor Alonso lo sobresee definitivamente garantizando así su impunidad.  La Secretaria de Derechos Humanos de la Nación recién se constituye como querellante el 22 de noviembre de 2011.

Adolfo Navajas Artaza, especulador y acusado por delitos de lesa humanidad (Foto: Telam)
Adolfo Navajas Artaza, especulador y acusado por delitos de lesa humanidad (Foto: Telam)

-¿Por qué es tan relevante el Grupo Las Marías y quien es la familia Navajas Artaza?

-La alta gravitación  del Grupo Las Marias, y en especial de su presidente Adolfo “ Don Toco” Navajas Artaza, no está sustentado solo en su poderío económico, si no en el fuerte liderazgo político, a nivel municipal, provincial y nacional.  Los Navajas pertenecen al Partido Demócrata Progresista y lo lideran en la zona. Desde esa posición, la familia participó de distintas experiencias políticas, incorporados al Pacto Autonomista-Liberal-Democrata Progresista que por décadas gobernó la provincia, y acompañó todas las experiencias golpistas de turno, desde el derrocamiento de Perón en 1955 en adelante. En la década de 1960, Adolfo fue senador nacional por la provincia de Corrientes.  Luego, durante la dictadura de Ongania-Lanusse, (1969-1973) autodenominada “Revolución Argentina”, fue interventor federal  de la Provincia de Corrientes. Fue  Ministro de acción Social de la Nación del presidente de facto Reinaldo Bignone (1982) en el último tramo de la dictadura.- De 1985 a 1987, fue electo intendente de Gobernador Virasoro. Asimismo, el presidente de la empresa tuvo una fuerte participación en organismos corporativos a lo largo de su vida. Entre ellos, se destaca su participación en la Fundación Mediterránea y la Unión Industrial  de Corrientes, de la que fue presidente. También estuvo a la cabeza de la Federación y de la Cámara de Molineros de Yerba Mate de la Zona Productora y recibió dos veces el premio Konex: en 1998 y 2008, en la categoría “empresarios rurales”. El grupo Las Marías es uno de los grupos empresariales que según Alejandro Olmos en su denuncia al Juez Ballesteros estatizó su deuda privada durante la última dictadura militar.

Su última incursión política fue en 2005  cuando se presentó como candidato a gobernador de Corrientes por el Proyecto Corrientes.  Por otra parte, más allá de los cargos formales,  hay un fuerte paternalismo empresarial, que incide no solo en lo laboral sino en todos los ámbitos de la vida privada de sus trabajadores.

-¿Quiénes son los acusados en la causa? ¿Civiles y militares?

-Llegan a la instancia de juicio oral en noviembre de 2014 dos causas unificadas que por sobreseimientos, fallecimientos, suspensiones por senilidad e incapacidad, dejan sólo a dos militares en condiciones de ir a juicio: Juan Carlos Sacco y Héctor Torres Queirel, pero el juicio sigue suspendido desde 2014. Llamil Reston fue declarado insano.

-¿Cuál es el clima social allí respecto del caso Las Marías? ¿Hay interés en que llegue a ser esclarecido?

-Por lo que venimos planteando,  creemos que hay situaciones que van desde el temor, hasta  la complicidad y a la connivencia, para evitar  el juicio, aún con estos personajes menores como imputados, por lo que pudiera visibilizarse y surgir de los testimonios de los testigos y victimas. Si bien  en estos años, en la localidad de Virasoro y en la provincia,  se ha podido hablar de la responsabilidad de la familia Navajas Artaza  en estos crímenes de lesa humanidad, no ha sido con la contundencia suficiente y necesaria para romper el cerco de protección e impunidad, como a la vista queda con este resultado judicial. No ha sido suficiente tampoco el acompañamiento de los organismos de Derechos Humanos de alcance nacional, ni el de las estructuras del estado. Salvo estos dos o tres últimos años, ya sin posibilidades ciertas de accionar judicial, no aparecía la empresa, entre las que se visibilizaban como paradigmáticas de complicidad empresarial como si aparecieron Mercedes Benz, Ford, Ingenio Ledesma y algunas otras . Por otra parte, muchas de las víctimas, sus familiares y allegados siguen viviendo en la localidad, donde el entramado de vínculos laborales, administrativos, municipales, asistenciales, de educación siguen siendo favorables al dominio del grupo empresarial.

Nos preocupa que finalmente por impunidad biológica, los militares imputados queden apartados del juicio, o fallezcan, antes de que se produzca. El mismo Adolfo Navajas Artaza  tiene cerca de noventa años. Y por eso seguimos con algunas causas menores, residuales, que por ahora no nos dan demasiado aliento. En este momento, tenemos mas confianza en lograr cuanto menos, visibilización y condena social a partir de algunas estrategias de internacionalización de  la causa, con los familiares de Ramón Aguirre, residentes en Bélgica. Y con juristas internacionales, de Bélgica y Alemania estamos analizando diferentes estrategias que apunten a la responsabilidad civil de la Empresa como tal, “sacándose de encima” a los gremialistas molestos, proveyendo información y recursos logísticos y materiales a las fuerzas que los secuestraron y desaparecieron, en los señalamientos. El beneficio económico directo de la empresa, estatizando su deuda privada es otro de los elementos que estamos analizando.

hilda premsna3

-¿Cómo llegaste a vincularte con el caso Las Marías?

-Soy militante de derechos humanos, co-fundadora, en 1981, de la Comisión de Derechos Humanos de Corrientes, querellante en muchas de estas causas. Desde 2006 formo parte de otro nucleamiento de Derechos Humanos, la Red Corrientes de Derechos Humanos, y como tal me vinculé y acompañe el proceso de reencuentro, y reconstrucción de la historia social y militante de los trabajadores rurales de Gobernador Virasoro, en especial el reencuentro de Ramón Aguirre con Marcelo Acuña y otros compañeros. Conocí  personalmente a Ramón “el flaco” Aguirre  en el 2004 cuando  vino a declarar en  la causa del Regimiento de Infanteria 9. A partir de ese momento no paró de contagiarnos su obstinado compromiso por saber el destino de sus compañeros de lucha en Virasoro, reencontrarse con ellos y no cejar  hasta  visibilizar las persecusiones, represión y avasallamiento ocurridos en el  Establecimiento Las Marías, de la familia Navajas Artaza. En esa visita, y luego por vía del chat, me contaba de la creacion de los sindicatos  STIA y FATRE, de una famosa huelga general en el Establecimiento Las Marías, allá por 1975. Era conciente que la  sindicalización y la lucha contra la explotación laboral fueron decisivas en la persecución sufrida por  Marcelo Acuña,  por Pablo Franco, que resultaron presos con él,  en las desapariciones de Neri Perez y Marcelo Peralta,  en los secuestros de Hector Sena, de Ramón Gomez, de Mendieta y otros. A partir del  2006 cuando supimos que algunos compañeros empezaban a reorganizarse en la memoria y el reclamo de justicia, en pequeños actos tomamos la determinación  del reencuentro por la verdad, la memoria y la justicia. Y así fue que con toda la tecnología a nuestro servicio, y en ese entonces el acompañamiento del Subsecretario de Derechos Humanos de la provincia, Pablo Vassel,  nos pusimos en campaña. Viajábamos  a Virasoro a buscar a los compañeros de Ramón.Una camarita digital, un mp3 y una computadora hicieron milagros. Fui siguiendo sus indicaciones. “Tenés que hablar con Juan Gómez”, decía el Flaco. Y Juan habló, solo cuando tuvo la confianza, la emoción y la tranquilidad de ver una foto del flaco Aguirre. Solo así podía sentir confianza en una desconocida como yo. Fue fácil el recorrido, por “Vira” como le decía con afecto al pueblo donde militó por los derechos de sus trabajadores rurales, y así pude hablar con Lito, con Pablo, con Jorge Pérez,  con Jacinto Bernal, porque tenía la “llave maestra “, la presencia virtual de Ramón Aguirre. Sin el respeto, la confianza, el cariño que le guardaban, ninguno de los compañeros se hubiera sentido cómodo para hablar de lo que les había sucedido.  Y la devolución. Yo volvía, pasaba fotos, enviaba los archivos mp3, y Ramón desde Bélgica asimilaba, recordaba y profundizaba la búsqueda. En Buenos Aires, en la sede del SERPAJ,  conocí a Marcelo Acuña y a su hija Noemí. Marcelo no sabía que había pasado con Ramón desde que la dictadura dispuso distintos caminos para ambos: Marcelo quedó preso en Gendarmería en Paso de los Libres, y desde 1977 que Ramón pasó por regimientos, brigadas, unidades federales y el exilio en Bélgica. Tuve el inmenso honor de conectar a estos dos grandes computadora de por medio. Así se triangularon y se planificaron  casi todas las actividades, hasta una histórica marcha en Virasoro con la presencia de Taty Almeida, de Madres Línea Fundadora, creo que por el 2007. Y así  se iniciaron las causas judiciales, en Posadas y en Paso de los Libres. Siempre aquí y allá, compartiendo los escollos y las trabas judiciales, los apartamientos de jueces. En todo el tiempo atento a que se pudiera avanzar con el juicio, testimoniar, y lograr la condena a los represores y a los empresarios instigadores civiles de la represión en Virasoro. Creo que la frustración y la bronca por la suspensión del Juicio, en Noviembre de 2014, aceleraron su fallecimiento, en Mayo de 2015. Antes, en el 2009,  ya había partido Marcelo Acuña. Estos dos grandes luchadores por los derechos de los trabajadores, batallaron infructuosamente por lograr el reconocimiento de la responsabilidad empresarial de Las Marías  y de Adolfo Navajas Artaza en los hechos delictivos de terrorismo de estado en Gobernador Virasoro. Por ellos seguimos ahora, desde Bélgica su hija Alicia, Noemí Acuña en Florencio Varela y desde Corrientes acompañando.

(Entrevista de Fabián Kovacic / Redacción de PREGUNTAS)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s